Playstation

[PS4] – Reseña Naruto to Boruto-Shinobi Striker

Llamado a todos los Shinobis del Mundo

La franquicia de Naruto está de vuelta con una nueva experiencia en NARUTO TO BORUTO: SHINOBI STRIKER. ¡Este nuevo juego permite a los jugadores luchar como un equipo de 4 para competir contra otros equipos en línea! Gráficamente, SHINOBI STRIKER también está construido desde cero en un estilo gráfico completamente nuevo. ¡Dirige a tu equipo y lucha en el modo en línea para ver quiénes son los mejores ninjas!

Naruto to Boruto: Shinobi Striker ofrece un estilo de juego diferente a sus predecesores, esto lo hace por no quedarse fuera de la pelea y robarse una parte de la atención de los videojugadores en el mundo de peleas por equipos. Si bien Naruto to Boruto: Shinobi Striker ciertamente contiene varios elementos que se encuentran en los juegos de otras franquicias similares, hay suficientes cambios que hacen que este título se destaque como un juego completamente único en el género de peleas, aunque tantos elementos diferentes hacen que esta entrega se siente que no esta enfocada o bien definido el rumbo que quiere tomar la entrega. Naruto to Boruto: Shinobi Striker es el último juego basado en la aclamada franquicia Naruto. Uno de los principales atractivos que separa a este juego de los títulos anteriores es la adición de personajes creados por los jugadores y que estos mismos te acompañaran a lo largo de todo tu aventura. Puedes crear tu propio ninja en el universo de Naruto y usarlo en combate de cuatro contra cuatro o trabajar con otros para completar misiones cooperativas.

Para  hacer la introducción al mundo de Naruto así como a todos sus personajes de haz conocido a lo largo del anime y sin importar la historia que sepas acerca de ellos,  en Shinobi Striker se creo el pretexto perfecto para incluir a todos los personajes, una zona de entrenamiento de realidad virtual o cuarto VR como se llama en el juego. Las misiones se realizan en un entorno de realidad virtual, lo que significa que los ninjas más jóvenes y las misiones más antiguas están disponibles en cualquier momento. Lo mismo ocurre con los Masters VR. Estos son los maestros de los cuales tu shinobi aprenderá técnicas especiales, subir de nivel a cada uno de ellos, por lo que puedes cambiar de maestro y aprender técnicas diferentes . Hay más de una docena disponibles y se espera que llegue más  DLC en un futuro, por la parte de contenido no debemos de preocuparnos. Para empezar, solo el equipo original de Naruto, Sakura, Sasuke y Anbu Yamato están disponibles como maestros, y el resto se desbloquea al subir de nivel y completar las misiones.

Mientras que en misiones, el juego es rápido y fluido. Te encontrarás corriendo en la pared, o tal vez lanzando objetos a diestra y siniestra, así como utilizando tus habilidades para derrotar a los enemigos o engañándolos con tu jutsu de sustitución. Los elementos individuales del combate funcionan bastante bien, con un recorrido increíblemente fluido que es un tratamiento particular: el juego hace un trabajo fantástico para hacer que te muevas como un ninja de la aldea de la hoja, pero se tambalea cuando se trata de un combate. Con un equipamiento personalizado, desde la parte cosmética hasta la asignación de los Jutsus aprendidos y múltiples clases adecuadas para diferentes situaciones de combate, inicialmente se te presenta una gran cantidad de profundidad; sin embargo, en la práctica, el bloqueo de los enemigos puede ser increíblemente desordenado, especialmente cuando hay más de cinco en pantalla al mismo tiempo. Esto se debe a la simplicidad del combate, ya que puedes derrotar muy facilmente a tus enemigos me atrevo a decir que pocas veces tuve que hacer una estrategia de combate simplemente apretaba los botones de golpe fuerte y débil y terminaba derrotando a un ejercito de ninjas enojados

Uno de los problemas de Naruto to Boruto: Shinobi Striker realmente comienza a desmoronarse es cuando empiezas a mirar los modos de juego disponibles. Solo hay cuatro en total: batalla base, batalla de combate, batalla de bandera y batalla de barrera, y se llevan a cabo en cinco mapas únicos. Estos modos son batallas multijugador. Esto limita la cantidad de tiempo que le puedes dedicar a  este juego antes de que decidas dejarlo y dejar de entrenar a tus shinobis o de utilizar el cuarto VR. El principal que viene a la mente es el hecho de que la progresión del personaje deja mucho que desear. Nunca hubo un punto en el que sentí que estaba trabajando para lograr algo que valiera la pena.